Historia

Como nace “RIPALDA”

Por Mastrángelo Hnos

De  chico en su pueblo natal, Fermín soñaba con ser “muratore” (albañil),  quizás, por no querer  ir a la campiña con su padre, quien ante su insistencia comprende esta vocación.

Tuvo la suerte de tener un maestro que, con pasión de enseñar y que adoraba al aprendiz, haciendo que este sintiera que su pertenencia al grupo era un privilegio.

En el año 1957 llega a la Argentina, Mar del Plata y lugar en el que ésta vocación se plasmaría en hechos. Un año y medio con trabajos en diferentes empresas, aunque siempre soñando poder independizarse, llegó por desgracia o suerte, la merma de trabajo.

Su deseo se efectivizó en el transcurso el año 1959 realizando varios trabajos de no mucha envergadura, hasta que un paisano y amigo de los Mastrángelo integrante de DI IULIO Hnos. (Emilio el conductor y ahijado de sus padres) le ofrece contratarlo para ejecutar el proyecto de la casa para toda la flía., con decisión acepta el desafío, y trabaja esmeradamente.

Comparte el trabajo con otro inmigrante recién llegado de Italia, Romano Petrella, quién provenía del mismo pueblo de Mafalda que Fermín, pero que había aprendido el oficio con distinto maestro. La afinidad, conocimiento y confianza en la responsabilidad, hacen que lo inviten a compartir la tarea.

Don Emilio Mastrángelo (su padre)  siempre había trabajado en forma independiente como  agricultor en su propia campiña, esta nueva etapa en la ciudad lo recibía como obrero dependiente en la categoría de ayudante de la construcción, para la empresa Sartora Pavimentos y luego en Constructora Bernasconi Hnos.

El apogeo de la industria y la forma de construir hizo que las obras se incrementaran y que Romano con Fermín tomaran trabajadores a su cargo para responder a la demanda. Este impulso hace que en 1961 Don Emilio decida dar su capacidad de trabajo al propio hijo y se sumó al equipo.

Transcurre 1961-1962  y en el inicio de 1963 Fermín siente la necesidad de juntarse con su familia, dialoga con Romano (su socio) manifestándole que “ le hacia mal, pensar que su padre Emilio pudiera sentir que era un obrero más con ellos y menos interpretar que lo pudiera mandar un tercero”, pues nunca había sido empleado de nadie, excepto el poco tiempo transcurrido en este país; ante esta confidencia su amigo y socio  lo comprende y acuerdan con terminar los compromisos tomados y seguir cada uno su camino.

A partir de allí Fermín se permite preguntar a su hermano Antonio con solo 15 años cumplidos, “vas a seguir de carpintero”? recibe la respuesta con sorpresa ¡si es lo que siempre me gustó hacer! y consulta ¿Por qué me lo preguntas? La propuesta fué si te interesa el oficio de albañil te pongo la cuchara en la mano y a levantar paredes, si me va bien a mi, te irá bien a vos.” ….

Luego de esta decisión asumida, los hermanos Mastrángelo junto a su padre siguen haciendo trabajos a terceros, allí nace la sociedad familiar y posteriormente se forma la empresa RIPALDA integrada por los hermanos Mastrangelo.

Se vislumbran los primeros proyectos propios de viviendas multifamiliares, las que son ejecutadas en calle Catamarca casi Juan B. Justo, esto permite aventurar en 1969 el poder realizar el primer proyecto de propiedad horizontal, (planta baja y cuatro pisos), formalizándose MASTRÁNGELO HNOS, que sin capital,  con habilidades, destrezas adquiridas, conocimiento y coraje abre las puertas con nuevas expectativas, construyendo el RIPALDA I.

Con este emprendimiento  se tiene la suerte de contratar a la empresa González y Riffel que ejecutó el proyecto de hormigón armado, conociendo a partir de ello, al responsable de la misma Juan Zacarías González. La participación de este último fue incondicional y en el momento oportuno para el crecimiento de la empresa, formándose una sociedad desde el año 1975 a 1989, que no solo creció con las construcciones de 7 edificios (Ripalda II, III, IV, IX, X y XI), sino con vínculos de amistad y respeto que aun hoy mantienen ambas familias.

Fermín expresa… “entre pasado y presente”, está satisfecho por la trayectoria que le dio reconocimiento en el mercado, que no se habla de cantidad y que todo fue realizado con amor, que fué más allá del interés económico, fué la verdadera expresión de “ser albañil”.

El tiempo y la pasión por esta profesión superó las expectativas. y reconoce “La vida me dio todo y nada hubiera hecho solo sin la comprensión y el apoyo de toda la familia… una madre, un padre ejemplar, un hermano que a pesar de la escasa edad, se suma, entiende e incorpora el mensaje y luego una compañera en la unión matrimonial Marisa DI RISIO de 17 años de edad, inmigrante, quien comprendió y acompañó con tesón y amor a la familia en la certeza de lo que los unía.”

Gremios, colegas, contratistas y subcontratistas fueron parte de este impulso generador en la cadena productiva, logrando reconocimiento de esta empresa, que con emprendimientos de calidad y seriedad comercial  marcó la verdadera trayectoria de un pasado, presente y futuro que invoca el valor del arte del buen construir.

MASTRANGELO HNOS es en la industria de la construcción una de las empresas creadas con el amor de esta familia, que añora ese pueblito natal Mafalda ITALIA y siente Mar del Plata ARGENTINA como su casa y en ella su ciudad.

(Autores: Narración oral Sr. Fermín Mastrángelo, texto Arq. Alcira Giovanardi – Actualizado Mayo 2009)